36, de Nieves Delgado

36Editorial Cerbero es un pequeño proyecto surgido en el último año que ha logrado una cierta repercusión publicando novelas cortas en formato bolsillo o electrónico a un precio muy ajustado. Uno de sus primeros volúmenes fue 36, de Nieves Delgado. El relato del nacimiento de una Inteligencia Artificial y su relación con la sociedad occidental a lo largo de su existencia. Desde sus primeras páginas la narración sobre todo trabaja la descripción del escenario y su verosimilitud, indiscutiblemente el terreno donde 36 exhibe sus mejores credenciales. En ese futuro cercano de los próximos cinco minutos las expectativas depositadas en las primeras IAs quedan insatisfechas. El epítome de este desencuentro está en Treinta y seis, la IA más interesada en mantener el contacto con el ser humano, a la que se hace pasar por una serie de estadios (convivencia en familia, escolarización…) durante los cuales se evidencian dos fracasos: el de una sociedad incapaz de lidiar con la diferencia y el de los sacrificios vanos de un individuo por amoldarse a un patrón alienante.

Las connotaciones detrás de 36 son evidentes y me parecen el punto más destacable logrado por Delgado. Siguiendo la guía expuesta por Thomas Ligotti en La conspiración contra la especie humana, desde las primeras palabras establece su base conceptual

Nadie se pregunta nunca si el nacimiento de una nueva vida, en sí mismo, es un acontecimiento digno de ser celebrado. Damos por hecho que sí, que ese nuevo ser está mejor «siendo» que estando ausente del mundo. Suponemos, en definitiva, que la vida es un don y que quien la recibe debe sentir agradecimiento por ello. Es un dogma incuestionable, un axioma sobre el que se sustenta toda nuestra vida. Porque sin él, hasta la existencia misma podría no tener sentido.

Sin embargo (sí, esta es una de esas reseñas con una sección adversativa) la historia me ha parecido bastante deslucida por la manera en que está contada.

El discurso se asienta desde una narrador omnisciente en la perpetua necesidad de acotar cada detalle. Las organizaciones detrás de la creación de las IAs, sus orígenes, los primeros encontronazos con la percepción del público… En esta secuencia, cuando Treinta y seis aparece en acción el lector ya ha tenido que pasar por unas páginas donde nada de lo que aparece es crucial para el conflicto central. Después continúa por esos mismos derroteros mediante una voz gris que desgrana las acciones, las conversaciones, los pensamientos de cada personaje sin inflexiones. 36 deviene en una mera sucesión de hechos, pensamientos y consecuencias dominado por el testimonio rutinario derivado de la tragedia de mutua incomprensión entre IA y sociedad. Un átono encadenamiento de estampas que he leído como quien lee una descripción literal de lo que se ve en una película.

Esta impresión se realimenta con otro detalle que me cuesta asumir. 36 está dividida en tres secciones y un epílogo. Las dos primeras enfocan la narración tal y como he expuesto, mientras la tercera muda de estructura y pasa a transcribir conversaciones extraídas del foro donde Treinta y seis participa bajo seudónimo. La sucesión de intercambios de opiniones, con algunos hechos puntuales, imprimen una pizca de mordiente al retratar con mayor crudeza la distancia respecto al entorno humano, su vanalidad a la hora de relacionarse con ese nuevo ser manifestado ante él. E, inevitablemente, se dan de tortas con las dos secciones anteriores, alejando el foco de donde presuponía debiera estar: Treinta y seis. En el desenlace, cuando llega la inevitable catarsis, retorna al lugar central en un diálogo sin casi acotaciones que profundiza en la heterogeneidad de un relato carente de sentido en su construcción.

Cargando con esta postura, incapaz de conciliar los aciertos con esta forma a mi modo de ver mejorable, me ha costado mucho disfrutar de 36. Un libro cuyo cuerpo conceptual me parece muy por encima de su ejecución (y de una edición electrónica necesitada de una última revisión).

36 (Editorial Cerbero, col. Wyser nº6 2017)
eBook. 188pp. 2€
Ficha en lektu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *