Fantástica televisión, de Alfonso Merelo

Fantástica televisión

Fantástica televisión

Hoy en día Internet nos ofrece un repositorio de información prácticamente inabarcable, en el que podemos encontrar desde datos en tiempo real sobre acontecimientos mundiales, hasta los detalles más arbitrarios sobre el tema que deseemos explorar. Sólo es necesaria algo de paciencia y saber dónde buscar. Si echamos la vista atrás hasta hace apenas unos diez años, puede parecernos que vivíamos en una especie de edad oscura en la que era habitual manejarnos con mastodónticos volúmenes de enciclopedia para poder redactar esos pesados trabajos que nos encargaban nuestros sádicos profesores.

El mundo de la cultura ha sido una de las áreas donde este cambio ha supuesto un mayor impacto, la Red nos permite extraer toneladas de información actualizada en pocos minutos sobre cualquier asunto, las comunidades globales se han erigido como grupos de opinión teóricamente independientes a las que cada vez acceden más usuarios para orientarse. En este contexto las publicaciones clásicas, tanto revistas especializadas como obras o ensayos analíticos, corren serio peligro de obsolescencia. Sin embargo el medio impreso todavía puede ofrecer valor añadido, especialmente a través de la búsqueda de la calidad y fiabilidad en sus contenidos, que se manifiestan de forma muy heterogénea en el medio digital.

En este panorama nos llega Fantástica televisión, una obra en la que Alfonso Merelo pretende repasar las principales series de televisión encuadradas en el género fantástico y de ciencia ficción que han aparecido desde la década de los ochenta en nuestro país. Esta iniciativa es a priori interesante; los estudios sobre el género fantástico suelen estar relegados casi en exclusiva al medio literario y cinematográfico, a pesar de que la producción televisiva ha sido relativamente abundante durante su corta historia.

La estructura utilizada para este repaso consiste en una compilación de reseñas de cada una de las series, clasificadas acertadamente por temática –fantasía, superhéroes, space opera, etc.–, siguiendo un estricto orden temporal y con una estructura similar en cada una: ficha técnica, sinopsis y comentario crítico del autor. Estos comentarios suelen estar limitados a unas dos o tres páginas, si bien se extiende algo más en las que considera más relevantes. Algunas de las reseñas han aparecido previamente en la columna de Bibliópolis “La bola de bristal”, con ligeros cambios para adaptarlos al formato del libro, si bien la mayor parte son inéditas.

Alfonso Merelo

Alfonso Merelo

El enfoque de Merelo es más cercano al del aficionado que al del crítico, es decir, no pretende realizar un estudio analítico de la evolución del género fantástico en la televisión, sino compartir con el lector su amor por el género reseñando aquellas series que le han acompañado durante la mayor parte de su vida. Esto puede ser un punto a favor o en contra, dependiendo de lo que espere el lector.

Se nota que Alfonso conoce sobradamente el medio y el género en su conjunto, sabe sintetizar en el escaso espacio que emplea todo lo que el lector necesita conocer de cada serie, y aplica un afilado sentido del humor a aquellas que lo merecen. El contenido es el indicado para aquel que desee descubrir series de género y calidad que, por falta de tiempo o gracias a la nefasta difusión nacional, se les ha podido escapar; o bien para quien quiera simplemente rememorar viejos tiempos. La selección es amplia y adecuada, sin limitarse a las novedades o los clásicos más obvios, y tocando prácticamente todos los géneros, incluso el infantil ­–Power Rangers, Ulises 31, etc.–. A título personal sólo echo en falta Twin Peaks, que si bien tiene un componente fantástico algo diluido, tuvo una gran influencia en la producción televisiva posterior.

Para los que tengan un amplio conocimiento en este campo, probablemente este libro no aporte información relevante. Alfonso no pretende realizar un estudio profundo del medio, ni satisfacer a los completistas con infinidad de datos sobre las series, por lo que esta clase de lector puede echar en falta un mayor trabajo de análisis. Al final, la contrapartida de este enfoque es que no termina de ofrecernos algo realmente diferente a lo que podemos encontrarnos por la Red.

En realidad el problema principal de Fantástica televisión no son los contenidos sino el formato. El Grupo AJEC no se ha caracterizado hasta ahora por realizar ediciones especialmente cuidadas; si bien con el tiempo se han vuelto algo más profesionales, se sigue echando en falta un trabajo de revisión más concienzudo para evitar fallos de bulto y afinar su gusto por el detalle. En este caso las limitaciones de la editorial le juegan una mala pasada al libro.

Este tipo de obras tienen un carácter mucho más visual que una novela al uso, con lo que el lector suele exigir un mayor tamaño de página, fotografías en color y abundancia de  elementos distintos al texto plano –tablas, cuadros, etc–; hay muchas publicaciones similares en las que pesa más el grafismo que el propio contenido, como si de un libro de ilustraciones se tratase. Fantástica televisión presenta un aspecto estético tremendamente descuidado, y me temo que esto no puede achacarse solamente a la escasez de medios: las fotografías no sólo están en blanco y negro sino que muchas se presentan desproporcionadas o demasiado oscuras; los bloques de texto que contienen la ficha técnica son difíciles de leer debido a su inapropiado fondo rayado. Todo esto, junto con algunas otras decisiones de formato bastante discutibles y algunos errores menores hacen que la obra sea poco agradable a la vista, recordando más a un fanzine que a una publicación profesional.

Tampoco sería justo echar por tierra el trabajo del autor por las limitaciones de la editorial; de haber podido seguro que habría intentado conseguir una edición más cuidada. El contenido será de interés para cualquier aficionado al género que desee ampliar su cultura televisiva, que además pasará un buen rato recordando aquellas series míticas de su infancia –en mi caso– o juventud. Puede que no sea difícil encontrar alternativas a estas reseñas en la red, pero con Fantástica televisión tenemos en un solo libro las series del género fantástico más relevantes, bien ordenadas, y con la calidad de los comentarios de Alfonso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.