Espacio revelación, de Alastair Reynolds

Espacio revelación

Espacio revelación

Desde hace pocos años hemos asistido al surgimiento de un puñado de nuevas editoriales que,  tras un largo periodo de sequía de novedades literarias en el género, han venido a ofrecer una gran variedad de nuevos títulos. La Factoría de Ideas fue una de esas nuevas apuestas y, a día de hoy, se puede enorgullecer de haber publicado más de cincuenta novelas en su sello Solaris Ficción. Su línea editorial para la colección parece haberse centrado principalmente en la nueva space opera, aunque también ha reeditado varios clásicos y se ha adentrado en otro tipo de subgéneros.

En esa decidida apuesta por la space opera, una temática que llevaba algún tiempo estancada, han dado a conocer a una nueva generación de autores ingleses que la están revitalizando. Por nombrar a unos cuantos, a esta generación pertenecen Iain M. Banks, Ken MacLeod, China Miéville, Charles Stross o el mismo Alastair Reynolds. Parece ser que la consigna de este nuevo movimiento, que ha venido a ser llamado New Thing, es la fusión de estilos tan dispares como el gótico, la novela de aventuras, la especulación hard, el realismo más sucio y la fantasía épica. Los resultados han sido desiguales en función de cada autor y obra, pero ahora vamos a hablar del libro que nos ocupa.

Espacio Revelación es la primera novela del galés Alastair Reynolds y realmente ha querido echar toda la carne en el asador. La historia se desarrolla al principio en tres líneas argumentales separadas temporalmente pero que, debido a los viajes relativistas y la criogenia, terminan convergiendo al final.

El protagonista de la primera de estas historias es Dan Sylvestre, un brillante y despiadado científico que va tras los secretos que esconden unos restos arqueológicos de origen alienígena encontrados en el planeta Resurgam. Sobre el científico se proyecta la sombra de su padre, Calvin Sylvestre, un personaje de gran importancia histórica cuya personalidad fue digitalizada antes de su muerte y de la que su hijo es custodio en secreto. Dan Sylvestre quiere saber qué fue y qué provocó el Acontecimiento, una ola de devastación que asoló la civilización de los Amarantinos, la especie alienígena que poblaba Resurgam. Los métodos expeditivos y tiránicos del científico provocarán que su investigación sea interrumpida por un golpe de estado.

El segundo hilo argumental gira en torno a la Triunviro Ilia Voylova, tripulante y responsable informática de la bordeadora lumínica Nostalgia por el Infinito, una inmensa nave interestelar de origen misterioso que parece surgida de una pesadilla de H. R. Giger. Su tripulación está “dirigida” por el capitán Branningam y se encuentra formada por un elenco de cyborgs amorales y despiadados. Son asesinos, ladrones y contrabandistas de la peor ralea. El capitán sólo es accesible durante muy cortos espacios de tiempo porque se encuentra en un estado de sueño frío para evitar que la enfermedad nanotecnológica que le aqueja termine acabando con su vida. Su destino está íntimamente ligado con el de Dan Sylvestre.

La tercera protagonista es Ana Khouri, una ex-soldado que se gana la vida como asesina a sueldo en Ciudad Abismo, en el planeta Yellowstone, una megalópolis gótica y decadente que recuerda a la Nueva Crobuzón de China Miéville en versión hi-tech. Ana es contratada para perseguir y acabar con la vida de Dan Sylvestre a cambio de poder recuperar a su marido, perdido por un error administrativo en una nave relativista hace años.

Estos tres personajes acaban encontrándose en unas circunstancias que fuerzan un poco la capacidad de lector para suspended su incredulidad. El autor debería de haber propiciado esa unión de una forma más elegante. Pero si obviamos este punto oscuro nos encontramos ante una novela realmente memorable. Reynolds no duda en coger prestados elementos del cyberpunk, del hard, de la novela gótica, de civilizaciones alienígenas al más puro estilo Vance y mezclarlos con soltura sin que la narración se resienta. Sus personajes son seres amorales y despreciables pero consiguen ser atractivos.

Alastair Reynolds

Alastair Reynolds

Quizá las primeras 100 páginas resulten algo áridas debido a que Reynolds no hace concesiones a la hora de sumergirnos en este universo y nos inunda con una larga lista de jerga, terminología técnica y mitología que se va desentrañando a lo largo de la lectura. Desde un principio se nos muestra que estamos en un universo complejo y lleno de maravillas. Se nos comienza a hablar de la Plaga, los herméticos, los Malabaristas de Formas, la Mortaja y sus amortajados entre otros sin presentación previa y se nos va suministrando información en pequeñas dosis para poder ir formándonos una imagen del marco en el que transcurre la historia. Muchas ideas interesantes son comentadas pero no son desarrolladas, quizá porque este libro forma parte de una serie de novelas independientes que transcurren en el mismo universo narrativo. El resto de títulos que componen la serie son Ciudad Abismo (recientemente publicada por La Factoría de Ideas), Redemption Ark y Absolution Gap. Me imagino que varios de los cabos sueltos y de las referencias a acontecimientos comentados de pasada se resolverán en ellas.

Este pequeño esfuerzo inicial vale la pena porque en cuanto nos familiarizamos con el entorno la narración alcanza un ritmo frenético y se van sucediendo las situaciones repletas de sorpresas. Además de ofrecernos una sucesión de aventuras, Reynolds utiliza la ciencia y la tecnología de forma bastante plausible y nos presenta artefactos y fenómenos alienígenas con una coherencia más allá de si viabilidad real.

También es necesario decir que es una primera novela y en algunos pasajes se nota cierto apresuramiento, pero hay que reconocer que el resultado final es brillante. Nos encontramos ante una autor en fase de crecimiento y que, por lo visto hasta el momento, ofrece grandes esperanzas. Su obra merece ser seguida muy de cerca.

La edición de La Factoría de Ideas deja un poco que desear. En el apartado de la traducción no puedo decir nada en contra pero tanto el minúsculo tamaño de letra empleado como sus mínimos márgenes hacen que el ritmo durante la lectura se resienta. A pesar de ello hay que agradecer a esta editorial su valentía al atreverse a publicar obras de autores desconocidos por estos lares que nos ofrecen una visión más amplia de lo que se cuece en el panorama actual. Desde las islas británicas llegan nuevas formas de tratar temáticas clásicas y perdérselas sería un delito.

Un pensamiento en “Espacio revelación, de Alastair Reynolds

  1. Pingback: Espacio revelación | Rescepto indablog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *